A la hora de afrontar un proyecto, es importante saber descomponer la situación en varias partes para tener una perspectiva más amplia y completa de a qué nos enfrentamos. Igualmente, hay que reconocerlas y darles solución para conseguir éxito en lo todo aquello que nos proponemos.

En este artículo, te explicamos qué es yak shaving, las ventajas de trabajar con esta metodología y cómo integrarla en el día a día de tu empresa.

Definición y ventajas

"Yak shaving son aquellas partes de un proyecto que pueden parecer poco importantes en un primer momento pero que, sin su resolución, harán que este fracase".

​Por lo tanto, no nos referimos a una cuestión menor puesto que, de saber analizar estos detalles, depende que podamos triunfar. Un ejemplo práctico está en la política de costes de la empresa; algunos gastos nos pueden parecer insignificantes pero, si los analizamos a largo plazo, veremos que resultan problemáticos.

Por este motivo, es conveniente realizar un análisis pormenorizado en los proyectos de nuevo cuño para evitar situaciones embarazosas que supongan gastos inútiles o, peor aún, que los inviabilicen. Un arancel sectorial que se aplica solamente a determinados bienes puede desbaratar un proyecto de comercio internacional hacia un determinado país.

También hay que señalar que esta metodología se puede aplicar en proyectos ya en marcha para saber dónde están los fallos que, hasta ahora, no hemos localizado.

Hay varios beneficios derivados de aplicar el yak shaving en las empresas, sean grandes, pequeñas o en los autónomos, y son los siguientes:

  • El primer elemento, y es fundamental, es que vas a tener una imagen real del proyecto o plan de negocio que quieras presentar, en función del caso. Como se dice, “muchos pocos hacen un mucho”. Por este motivo, conviene que lo tengas en cuenta.
  • Ahorrarás costes porque si estos detalles inviabilizan el proyecto, podrás abortarlo antes de dedicarte a empresas más costosas. Otro caso es el del dinero que ahorras por no tener que implementar rectificaciones porque ya las has previsto de antemano.
  • Finalmente, la metodología Yak shaving te permitirá tener una ventaja competitiva sobre las demás empresas del sector porque, al prever hasta el último detalle, ganarás en capacidad de respuesta. Esto es fundamental en una economía tan competitiva como la de hoy.

Por todas estas razones, contar con una metodología que monitorice las distintas vertientes de un proyecto hasta el mínimo detalle es una forma de ganar y de generar valor. Si sabes que fallos hay en la implementación de un proyecto que no conozcan tus competidores, jugarás con ventaja y podrás ofrecer algo mejor, tanto en organización empresarial como en bienes o servicios.

Aunque la implementación de estos procedimientos está siendo paulatina. Existen muchas empresas, en especial startups, que la incorporan por los altos niveles de riesgo con que trabajan. Cuando no te puedes permitir errores, valoras más estas cuestiones.

Conclusión

Conocer todos los detalles de un proyecto de forma pormenorizada es fundamental para evitar grandes decepciones que supongan, además, un perjuicio económico. Por este motivo, es cada vez más común el uso de métricas que den información concluyente y veraz sobre la viabilidad de aquello en lo que vamos a emprender.

En este sentido, las herramientas de software inteligente de Teamleader aportan valor añadido porque sirven para comprobar cómo funciona la gestión de la empresa. Basándonos en el análisis de los procesos, tomaremos decisiones con respecto a cómo mejorar o desechar la idea.

En definitiva, aplicar esta metodología a los nuevos proyectos empresariales es una forma de trabajo inteligente para grandes y pequeñas empresas. #WorkSmarter

 

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis