Un plan de negocio, por decirlo de forma clara y concisa, es el inicio de toda nueva empresa, después de la idea claro está. Un plan de negocio es donde se explican las bases de un negocio, los objetivos que se han marcado y los medios para poder lograrlos. Es el documento, basado en datos objetivos, donde se detalla el negocio que se va a realizar y todos los aspectos relacionados con él como pueden ser objetivos marcados, procesos, inversión, estudio de viabilidad, rentabilidad y estrategia a llevar a cabo para conseguirlo y para reducir riesgos.  Un plan de negocio es aquello que un inversor, ya sea un banco o no, pide a empresarios y emprendedores para saber si merece la pena invertir capital en el proyecto.

Partes de un plan de negocio

Un plan de negocio no tiene por qué tener una estructura estandarizada y puede haber tantos modelos como negocios existen ya que este documento ha de basarse en el público al que va dirigido y al contexto en el que se va a emprender. Sin embargo, existen una serie de conceptos e información que suelen ser comunes en todos los planes de negocio que se presentan. Es más, nosotros también lo incluímos:

  • Un resumen ejecutivo: Este es una introducción y resumen del plan que se presenta. Su objetivo suele ser captar la atención del posible inversor por lo que debe tener los datos estructurados y las ideas claras, por lo que es conveniente que esta parte se realice al final del plan de negocio. Las partes que suele incorporar son:

      • Idea de negocio

      • Público objetivo

      • Tamaño del mercado

      • Competencia

      • Fase de desarrollo del producto/servicio

      • Inversión necesaria

      • Hitos fundamentales a alcanzar

      • Objetivos a medio y largo plazo

  • El objeto de la empresa y valor distintivo: En esta parte del plan de negocios se debe detallar el concepto de la empresa y sus características. Aquí es donde aparecerán informaciones como las funcionalidades básicas de nuestro negocio, el origen del mismo o incluso el soporte tecnológico que irá detrás de este. 

"Un plan de negocio es donde se explican las bases de un negocio, los objetivos que se han marcado y los medios para poder lograrlos."

En esta sección también se debe poner énfasis en el valor que nuestro negocio puede aportar al público objetivo, explicando sus necesidades y cómo tu producto encaja. Es fundamental que en este punto, se hable desde la óptica del cliente y se enfatice en la diferenciación de tu propuesta frente a la oferta actual. Por poner un ejemplo es lo que nosotros hicimos a la hora de presentar una herramienta “all in one” que incluya todo lo que una pyme necesita en su día a día como el CRM, el gestor de proyectos y la facturación.

  • Un estudio de mercado potencial: Este punto, que puede estar desarrollado en mayor o menor medida, es el que muestra el tamaño y las oportunidades del mercado. Aquí es donde se mostrarán los factores de éxito necesarios, el ritmo de crecimiento o las tendencias. En este aspecto se pueden ir desde las macrocifras a informaciones más segmentadas en función a nichos de mercado. Sin embargo cuanto más detallado, mayor conocimiento se obtendrá y mayor profundidad se obtendrá en el plan de negocio.

  • Un radar y análisis de la competencia: En esta parte del plan de negocio es donde se mencionará y analizarán a los competidores existentes en el mercado. Aquí se hablará de las estrategias que otros competidores utilizan, sus debilidades y fortalezas así como las posibles ventajas que tienen respecto a los demás “players. Lo ideal en esta sección es tener unos parámetros comunes con los que analizar a todas las empresas que haya en nuestro radar.

  • El modelo de negocio y plan de financiación: Esta parte resulta fundamental en el plan de negocio ya que es aquí donde debe detallarse las previsiones a corto, medio y largo plazo; el cash flow del que se gozará; los costes y los ingresos implícitos así como las necesidades de financiación que puede tener la empresa y el tiempo estimado para tener un retorno de la misma.

  • Equipo directivo y tipo de organización: Este puede parecer un punto menor dentro de un plan de negocio, sin embargo es uno en el que los inversores prestan atención a la hora de apostar por un negocio, ya que son las personas las que llevan una idea a la realidad y no al contrario. Dentro de la introducción del equipo directivo se suele hacer un acercamiento acerca de los perfiles que conforman el consejo, su misión o funciones dentro de la organización.

  • Estado actual y planes futuros: En este punto del plan de negocio es cuando se plantea la situación de la empresa y cuáles son los planes para el mismo. Para ello se suele presentar los hitos que se pretenden acometer y cómo se pretenden acometer.

  • Estrategia de ventas y marketing: Es en esta sección cuando hablamos de las estrategias que se van a seguir tanto a nivel de ventas como de marketing, presentando el posicionamiento en el mercado que queremos alcanzar, qué medios se van a utilizar, posibles partner y el coste por adquisición en el que se incurriría. En este aspecto es fundamental establecer unas métricas claras y concisas de modo que puedan ser escalables en el futuro.

  • Lista de posibles riesgos y estrategias de contingencia: Un plan de negocio suele acabar con un listado de posibles riesgos en los que puede incurrir la empresa así como las estrategias que se deben seguir para salir o evitar estos riesgos.

Aunque la realización de un plan de negocio parece algo denso y complicado, resulta fundamental a la hora de lanzar una empresa al mercado ya que da una información privilegiada sobre todo lo relacionado con el negocio. Y es que empezar con una base sólida es la manera más segura de llegar al éxito. Establecer un plan de negocio claro y conciso es #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis