Para saber lo que es un asiento contable, no necesitas una gran formación en administración sino leer atentamente este artículo, porque intentaremos explicarlo de la forma más sencilla posible. Un asiento contable es una anotación que se realiza en el libro de contabilidad, cuyo objetivo es reflejar los movimientos económicos de una empresa, administración o persona y se registra cada vez que existe una entrada que esté relacionada con la actividad económica.

“La contabilidad de las empresas dispone de una columna en la que se anota el debe y otra en la que se anota el haber.”

Los asientos contables pueden ser de diferentes tipos. Pueden ser simples, en cuyo caso están formados por una cuenta deudora o acreedora. También pueden ser compuestos, en los que puede haber una cuenta deudora y varias acreedoras o al revés. Por último, pueden ser mixtos, es decir, hay varias acreedoras y deudoras.

A la hora de clasificar los tipos de registros contables, se establecen diferentes categorías. Los de apertura o reapertura, que se refieren a un estado inicial; operativos o de gestión, que registran las operaciones en su orden cronológico; y de ajuste, que permiten corregir las distorsiones o desviaciones. También queremos destacar los ajustes de cierre, que se utilizan para cerrar las cuentas del balance o Estado de Situación Financiera.

En definitiva, "los asientos contables son los que aportan los datos para los libros de contabilidad de tu empresa y son indispensables para la gestión de cualquier compañía, puesto que es obligatorio llevar la contabilidad oficial tal y como marca la legislación vigente". Los asientos son los que te permiten preparar los ejercicios económicos que, en los plazos oportunos, has de presentar ante las Administraciones.

Algunas implicaciones  de los asientos contables

  • Te permiten llevar la contabilidad de tu empresa y el control de la gestión económica.

  • Son los que te permiten presentar la contabilidad oficial de tu compañía.

  • Cuando los llevas al día, eres conocedor de la situación económica de tu organización, por lo que dispones de margen de maniobra para la toma de decisiones.

  • Los necesitas para elaborar las declaraciones fiscales de tu empresa.

  • Te permiten gestionar la tesorería, los gastos y los ingresos de la organización empresarial.

Y es que  la gestión de la contabilidad es fundamental para el control de la buena marcha de una empresa. Ya sea con un software especializado o delegando estas tareas a despachos de asesorías o gestorías, es obligatorio un control contable de tu gestión. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis