¿Sabes lo que es oligopolio? Sino es así no te preocupes, hemos considerado oportuno añadir este concepto en nuestro glosario empresarial, este intento de recopliar todo lo relativo a la economía y la empresa.

En economía, un oligopolio es un tipo de mercado en el que domina un grupo reducido de empresas y prestadores de servicios (oligopolistas). Dado que hay un número escaso de participantes en este tipo de mercado, cada empresa oligopolista  intenta estar al tanto de las acciones de sus diferentes competidores. Y debido a que las decisiones de una sola compañía afectan o influyen en las decisiones y maniobras de las otras, se instaura una situación de equilibrio en este grueso reducido de empresas, por lo cual la competencia de mercado es inexistente.

El oligopolio implica la existencia de algunas compañías que ofrecen un mismo producto en el mercado, de manera que ninguna de ellas puede dominar e imponerse completamente sobre las demás, ya que esta situación conllevaría la aparición del llamado monopolio. Lo que ocurre es que los oligopolistas sacan partido de su posición privilegiada para establecer precios más altos, colaborando entre sí para mantener ese poder y evitar la competencia.

El mercado de tipo oligopolio es en la actualidad uno de los mercados más presentes en todo el mundo. "Para saber  lo que es el oligopolio en su sentido literal, descomponemos este término (de origen griego) y comprobamos que significa pocos (oligo) vendedores (polios). Es decir, un número escaso de empresas que controlan la producción de un determinado producto o servicio."

Tal contexto empresarial y económico implica un vínculo de interdependencia entre las empresas, ya que, si una compañía decide incrementar su producción y reducir los precios, o bien, decide lo contrario, las demás empresas se verán afectadas ante cualquiera de estas decisiones, más aún si es una empresa destacada del mercado.

Es por ello que en un oligopolio, las firmas competidoras emplean todos sus recursos y su tiempo para tratar de adivinar los futuros movimientos de sus rivales.

Consideraciones intrínsecas del oligopolio

Seguramente ya seas consciente de cuáles son algunas compañías de tu entorno que actúan en un mercado oligopolístico; sin ir más lejos, la compañías eléctricas, las de gas y las petroleras. Además, habrás comprobado que estas empresas tienen una gran cuota de mercado y grandes ventajas respecto al resto.  De cualquier forma, las compañía oligopólicas cuentan con una amplia variedad de recursos para impedir que su producción sea rebasada por la de otras empresas.

Además, cuando se dispone de protección legal y ventajas competitivas en un sector determinado, las empresas se benefician de una mayor libertad y bonanza financiera para mejorar sus productos y servicios. Tanto a corto como a medio plazo, estas empresas no tienen por qué preocuparse por la competencia, dado que han alcanzado un estatus privilegiado.

Las remuneraciones de los integrantes de sus plantillas tienen una tendencia al alza, puesto que la calidad de sus productos apenas se ve alterada y no necesitan bajar los costes de producción.

Los oligopolios son objeto de debate respecto a si su existencia es positiva para el conjunto de los consumidores. Por lo general, los analistas coinciden en opinar que un oligopolio es intrínsecamente negativo para cualquier mercado. Los motivos emanan esencialmente de que se origina un contexto anómalo marcado por el dominio de varias compañías. Y es que el nepotismo queda en evidencia: en un oligopolio, el acceso de otras compañías a un determinado sector queda prácticamente vetado.

No obstante, en un marco empresarial en el que se proteja a los consumidores, los productos y servicios que pueden adquirir los consumidores en un oligopolio van mejorando cada día y se van adaptando a las necesidades de dichos consumidores. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis