La palabra monopolio viene del término griego monopolein cuyo significado es solo de la raíz mono y vender de polein. Monopolio se concibe como una situación legal o fallo en el mercado que describe la situación que se produce cuando el suministro de un bien o servicio alcanza un determinado poder. ¿Qué es monopolio? Nos referimos a una empresa o industria que cuenta con un producto bien diferenciado del resto en el mercado.

Definición de monopolio

Podemos definir monopolio como una situación en el mercado que origina la formación de unos precios especiales y unas condiciones particulares, donde la industria está en manos de un único productor. Una situación de esta característica determina que se puede influir en el mercado con la producción mucho más reducida y un mayor precio.

"El monopolio es un mercado en el que nos encontramos con un único vendedor que se enfrenta a un gran número de compradores". Si te das cuenta, este tipo de mercado puede ser simple, discriminante o bilateral. En un primer caso, el monopolio simple, lo importante es vigilar las curvas de costos para tener la máxima rentabilidad por lo que interesa un precio bajo.

Por otro lado, en un monopolio discriminante la fijación de un precio implica la existencia de más mercados ante una respuesta distinta. Esto puede dar lugar a que una compañía eléctrica determine que la tarifa sea más elevada que la que establece el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, inicialmente.

En caso de monopolio bilateral nos encontramos con una sola oferta y demanda. Se busca que exista un término de intercambio que beneficie a ambas partes y se ajuste al límite máximo que representa el precio tope. Se elimina lo atractivo para el comprador y el límite inferior para el precio básico, que no produce beneficio al vendedor, como podrás comprobar.

En otros casos, nos encontramos con que el término de monopolio no es el adecuado y se utiliza de forma incorrecta. Como bien sabes, algunos vendedores se ponen de acuerdo para dominar el mercado e imponer precios elevados para conseguir una ventaja dentro de la competencia. Obviamente, existen empresas que pueden dominar durante cierto periodo de tiempo el mercado con un producto o servicio y, a veces, dicha acción puede ser hasta denunciable cuando existen alzas en los precios poco razonables.

Consideraciones a tener en cuenta en los monopolios

Hay una teoría neoclásica que dice que el monopolio es ineficiente porque no utiliza recursos de forma racional. El monopolista tiene la capacidad de decidir colocar un mayor precio si existiese una competencia perfecta.

  • Dificultad en los incentivos. El monopolio puede tener ventajas en la eficiencia y racionalidad económica porque asume que la firma tiene el objetivo de maximizar sus ganancias. El problema del mayor precio se remedia con una gestión democrática que responde a los intereses de la comunidad y no a los de una firma concreta.
  • Economía de escala. Los monopolios son beneficiosos cuando los costos tienen un proveedor. Una empresa puede tomar el control y aplicar un producto en particular, de forma que puedan evitar que otras compañías fabriquen este producto o comercialicen un servicio.
  • Medioambiente. Los monopolios son esenciales para disminuir espacio y ahorrar espacio. Algunos incluso previenen la destrucción del medioambiente porque si muchas compañías compiten entre sí, posiblemente se destruyan muchos más espacios naturales.

En resumen, y según te hemos comentado, la maximización del beneficio no deja de ser uno de los pilares de la teoría económica porque cualquier empresa quiere conseguir el beneficio más elevado para aumentar su riqueza. Cuando se incrementa el valor de la empresa, se buscan accionistas o inversores que esperan que dicha inversión sea provechosa y rentable. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis