Como emprendedor, quizá tengas una idea concreta de lo que quieres hacer en tu proyecto empresarial. Sin embargo, puedes necesitar un acompañamiento y asesoramiento en el proceso de desarrollo y ejecución de la misma. En este contexto interviene la figura del mentor, una persona con amplia experiencia que te orienta e indica una serie de pautas de actuación. A eso se le denomina mentoring.

Para que conozcas mejor esta figura, vamos a ahondar un poco más en lo que es el mentoring. Esta denominación tiene sus raíces en la mitología griega, cuando Ulises, compañero de Méntor, lo eligió como consejero, modelo y maestro de su hijo, con la idea de prepararlo en sus funciones como futuro monarca.

Este es el origen conceptual de mentor y, hoy en día, no presenta importantes cambios en cuanto a su significado, por lo que encontramos en su procedencia el sentido al término mentoring.

La presencia de un mentor en el ámbito empresarial puede ser de gran ayuda a la hora de actuar correctamente dentro de un determinado segmento del mercado. Este término también podríamos relacionarlo con el concepto de coaching.

"Las competencias del mentor son muy amplias. Es alguien que actúa como consejero, modelo y fuente de estímulo para su protegido. Y es el proceso en el que desarrolla esa transferencia de conocimiento y experiencia lo que se denomina mentoring."

Importancia y beneficios del mentoring

- Asesoramiento.

Uno de los mayores beneficios de contar con un mentor en tu negocio es la ventaja de tener a alguien que te resuelva dudas y te ofrezca consejo desde su experiencia. Es probable que, como propietario de un negocio, puedas obtener recomendaciones de amigos y propietarios de otras empresas.

De hecho, algunos de estos consejos pueden ser útiles, pero en asuntos complejos un mentor aporta una visión clara de lo que se debe hacer, aplicando sus amplios conocimientos en lo que se refiere a gestiones empresariales complicadas. A veces incluso coincide que estos mentores también actúan como sponsors de la empresa.

- Perspectiva.

Un mentor de negocios puede ayudarte a afrontar situaciones y contratiempos desde una perspectiva que no te hubieras planteado por tu cuenta. Como responsable de un negocio, es posible que te resulte difícil ponerte en el lugar de los clientes, de los inversores o de otras personas relacionadas con tu empresa.

Un mentor de negocios tiene esa capacidad y te ayuda a entender cómo se ve tu negocio desde otros prismas, lo que te ayuda a mejorar la gestión.

- Comunicación.

Es posible que la comunicación con los empleados y demás miembros de la empresa no sea lo suficiente fluida y efectiva y esto repercuta negativamente en la producción y en la gestión diaria.

El mentor de negocios ayuda a comunicar adecuadamente a todas las personas de nuestro entorno empresarial, lo que se traduce en una mayor productividad.

- Confianza.

Ser el responsable de un negocio puede llegar a ser frustrante y estresante. Muy a menudo tenemos la necesidad de intercambiar impresiones con alguna persona de confianza. Hablar de ciertos temas con los empleados, socios o clientes puede ser contraproducente, puesto que puede llegar a causar cierta inestabilidad en la estructura de la empresa. Sin embargo, hacerlo con un mentor ayuda a resolver la causa de las frustraciones y desalientos.

Conclusiones

Emprender un negocio es complicado y son muchos los propietarios que se enfrentan a múltiples desafíos desde sus inicios. Por ello, la ayuda de un mentor te ofrece la posibilidad de prepararte para ser más eficiente, desempeñando el rol de hombre de negocios.

En todo lo referente a eficiencia, productividad y logística, la figura del mentor puede ser clave para conseguir los resultados deseados. La información precisa y transparente que te va a facilitar puede llegar a convertirse en la mejor garantía de éxito. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis