Seguro que has oído hablar en innumerables ocasiones sobre este fenómeno, pero, ¿qué es la inflación? Teóricamente es un proceso económico que generará un desequilibrio entre la demanda y la producción por un incremento continuado de precios en los productos y servicios de la economía, que conlleva a una pérdida del valor monetario. Si quieres entenderlo mejor, aquí tienes toda la información que necesitas.

Definición de inflación

"Un término muy utilizado en economía es la inflación, que hace referencia al incremento de precios de los bienes y servicios durante un periodo de tiempo".

La inflación se define como la disminución que sufre y repercute al valor del dinero en comparación con la cantidad de servicios o bienes que se pueden adquirir con dicho valor monetario.

Por ejemplo, en un servicio tan demandado como puede ser el metro en Barcelona o Madrid, habrás notado que en ocasiones se produce una subida del precio del billete durante un periodo de tiempo. Este incremento del precio es sinónimo de inflación. También se puede definir como la pérdida de valor del dinero derivada del incremento de precio de un mismo servicio.

La inflación es uno de los aspectos más importantes de la economía, teniendo en cuenta que muchos de los desastres económicos ocurridos en el mundo tienen su origen en una subida de precios totalmente descontrolada (hiperinflación) que no viene acompañada por un aumento del poder adquisitivo de la ciudadanía.

Si echamos la vista atrás, concretamente a los años veinte del pasado siglo, hubo periodos en Alemania de hiperinflación en los que los precios subían y la gente compraba la comida para todo el mes nada más cobrar sus salarios porque ese mismo dinero, a los pocos días, tenía menos valor: los precios no dejaban de aumentar y ya no podían comprar nada con él.

Esto, como podrás deducir, generaba problemas a la ciudadanía y a las empresas, que no podían prosperar y acababan quebrando, con la consecuente caída del empleo.

Los beneficios de la inflación

Los beneficios de una inflación baja son los siguientes:

  • Una inflación baja y estable favorece a la población.

  • Los recursos productivos se pueden promover de forma eficiente gracias a una inflación baja.

  • La situación de incertidumbre económica desaparece.

  • Una inflación baja y estable genera incentivos para la inversión económica.

  • Cuando la inflación es baja, se evita que se produzcan desigualdades en la distribución de la riqueza y de los ingresos.

  • Mejora la economía doméstica.

Como conclusión, y para entender que es la inflacion, es necesario saber qué la provoca. Puede ser debida a factores como la inflación de costes o la inflación de la demanda.

La inflación de costes se produce cuando se incrementan los costes productivos, por ejemplo, cuando los precios de las materias primas se encarecen y, por tanto, las empresas se ven obligadas a subir los precios para percibir beneficios. La inflación de la demanda se da cuando existe mucha demanda de un producto escaso.

Pero también es importante que conozcas la inflación estructural, producida por una espiral sin control de subida de precios y subida de salarios. Esta inflación es muy difícil de parar. Por este motivo, cuando un país tiene inflación por un encarecimiento de las materias primas, se recomienda moderar los salarios.

Es una cadena, ya que se produce una subida salarial de los trabajadores, se produce un incremento en los costes de la empresa, que a su vez repercutirá dicha subida de costes en una subida de los precios y así sucesivamente.

Pero, ¿cómo detener una inflación desmesurada? La mejor alternativa es buscar la estabilidad de los precios a base de políticas económicas que lo garanticen. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis