Seguro que te preguntas qué es growth hacking, aunque sea un término que últimamente está muy de moda en el mundo del marketing digital y más concretamente dentro del mundo de las startups. Es cierto que esta palabra aún no se ha extendido mucho en nuestro país, pero en Estados Unidos nos encontramos con una profesión de moda debido a la gran demanda de empresas jóvenes.

Estamos ante una disciplina cuyo objetivo es aumentar de forma rápida el volumen de usuarios y la clientela con el mínimo presupuesto posible. Lo más importante es que debemos usar el mínimo de recursos para conseguir la máxima creatividad.

Su importancia en el ámbito digital

Se refiere a la forma de hacer crecer una empresa dentro del mercado con el mínimo gasto y recursos posibles. A través de la redefinición y distribución de productos de la forma adecuada podremos conseguir llegar al mayor número posible de personas.

Con esta técnica se analiza un producto, así como sus características para generar un gran crecimiento a través de acciones donde se consiguen un gran número de leads a cambio de un presupuesto mínimo. Cada vez son más las startups y empresas pequeñas de tecnología que carecen de recursos para realizar campañas de marketing que suelen ser costosas. Por lo tanto, un experto en la materia sabrá hacer crecer el negocio con un presupuesto inicial bajo.

Este fenómeno fue bautizado en un post que se titulaba "Where are all of the growth hackers", pero fue a partir de la redacción de un artículo por parte de Andrew Chen cuando el término comenzó a adquirir forma y también sentido.

Beneficios del growth hacking

"Para comenzar un efectivo growth hacking debemos tener un producto o servicio sólido". La clave del éxito parte del planteamiento de la campaña y el producto que se lanza. Es muy importante mantener un feedback activo entre los usuarios, con el fin de mejorar nuestra propuesta. Veamos algunos beneficios:

Acciones medibles

Uno de los beneficios de esta técnica de marketing es que todo lo que se hace puede ser estudiado y analizado, lo que permite tomar las decisiones oportunas y hacer los cambios que se necesiten para saber que vamos por el buen camino.

Al saber el comportamiento del mercado en nuestra web, publicaciones, descargas, anuncios o cualquier técnica que se implementa, tenemos una mayor visión de hacia dónde debemos ir con menor probabilidad de error.

Calidad de los leads 

Cuando se consigue un lead cualificado siempre nos encontramos con una prioridad en el proceso comercial. En algunas ocasiones, las personas se sienten atraídas por el contenido, pero no es nuestro mercado final, porque lo que interesa es llegar a vender al cliente adecuado. El growth hacking nos ayuda a perfilar los posibles consumidores para ajustar el contenido a sus necesidades.

Apoyo en campañas publicitarias 

Si ya has invertido en alguna campaña debes saber que no es suficiente. Hay que hacer un buen seguimiento en redes sociales e ingresar el lead en emails y diferentes ciclos para enviar de forma constante información y ayudar a que nos tengan dentro de las preferencias.

La plataforma de vídeos digitales Netflix es un caso palpable de growth hacking, aunque comenzó lentamente su crecimiento debido a que no era muy conocida y su contenido poco novedoso. Poco a poco, marcó su diferencia y nos permite llevar un registro de series y películas hasta consumir sus servicios gracias a sugerencias.

En resumen, el growth hacker es un profesional de marketing digital que consigue con pocos recursos aumentar la visibilidad de la empresa con el objetivo de conseguir mayores clientes a través de una campaña planificada. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis