Saber qué es el patrimonio neto significa comprender una magnitud contable de gran importancia para conocer el estado real de tu empresa y es fundamental a la hora de hacer los balances anuales y tomar decisiones a medio plazo. La renovación del Plan General de Contabilidad ha introducido novedades en este concepto que te conviene conocer. En esta entrada  te definimos el concepto de patrimonio neto en la empresa.

Definición de patrimonio neto

Es importante indicar que, para los que no estén actualizados, hasta la aprobación del Plan General de Contabilidad de 2007, los conceptos de patrimonio neto y pasivo eran equivalentes. Por este motivo, es importante que conozcas que es el patrimonio neto en la nueva definición que intenta aportar luz sobre la situación real de las empresas.

El cálculo del patrimonio neto es una necesidad desde el punto de vista de la contabilidad, puesto que esta variable se incluye en el grupo número 9, como ingresos del patrimonio neto.

Podemos definir patrimonio neto como "los recursos propios con que dispone una empresa para poder financiar el activo". Es importante señalar que, si bien el patrimonio neto se refiere a los fondos propios derivados de los beneficios no repartidos, aportaciones de los socios, también hay que añadir las donaciones o subvenciones que se reciben.

El patrimonio neto es una variable imprescindible porque, en determinados momentos, las empresas necesitan tener capacidad de respuesta y saber hasta dónde se pueden apalancar. Por este motivo, en los departamentos de contabilidad es habitual hacer cálculos periódicos de estos niveles porque, de esta manera, sabrás cuál es el estado de la compañía.

Hay varias razones por las que la utilización de este concepto es una ventaja para las empresas y los autónomos:

  • El patrimonio neto sirve para saber en un determinado momento cuál es el nivel de independencia económica de la compañía y, en consecuencia, la planificación que se debe de hacer.

  • El cálculo de esta magnitud es necesario a la hora de pedir financiación, porque se puede tener una imagen real de la situación de la compañía. Evidentemente, para saber cuánto te puedes apalancar, has de conocer el patrimonio neto.

  • El patrimonio neto es una variable que sirve para calcular si un año puedes repartir dividendos entre los accionistas o si, por el contrario, es conveniente optar por una estrategia de capitalización en ese ejercicio.

Por todos estos motivos, conviene tener en cuenta que calcular el patrimonio neto es bueno para la dirección de la compañía, además de una necesidad contable. En una economía cada vez más competitiva, las necesidades de financiación son crecientes, pero conviene realizar las operaciones con sentido común para evitar quiebras por forzar demasiado. #WorkSmarter

Descubre cómo Teamleader puede ayudar a controlar mejor tu negocio

¿Te gustaría empezar ahora mismo? Pruébalo gratis durante 14 días.

Empieza tu prueba gratis