Trabajar juntos para crear una historia de éxito

 

Un equipo entusiasta

Somos un equipo muy entregado de 55 hombres y mujeres que trabajan juntos desde hace unos tres años. Nuestra cartera de clientes crece con rapidez y el volumen de negocios también está aumentando considerablemente.

Gante / Ámsterdam / Berlín

Nuestras tres oficinas están situadas cerca de paradas de transporte público y de autopistas. Tu puesto de trabajo nunca estará muy lejos del centro histórico. Y eso no es todo, siempre dispondrás de una caja de galletas bien surtida a tu disposición.

Clientes fantásticos

Desde start-ups y pequeñas empresas hasta grandes compañías, son cientos las empresas que necesitan Teamleader para trabajar de forma más eficiente. Además, hay algo que no podemos olvidar: nuestros clientes nos adoran.

Ventajas

Para fomentar el equilibrio saludable entre trabajo y vida personal, ofrecemos a nuestros empleados seguros médicos. Además, si decides venir a trabajar en bicicleta recibirás una retribución y vales de comida.

Todas las herramientas que necesitas

Te proporcionaremos lo que necesites: un iMac, MacBook o un portátil Windows. Si necesitas algo más no dudes en avisarnos y haremos todo lo necesario.

Flexibilidad en los horarios

No miramos el reloj. Aprovecha y respeta esta libertad que te ofrecemos, así podrás disfrutar al máximo de la flexibilidad cuando la necesites. El último en marcharse se encarga de apagar las luces y cerrar la puerta.

Formación continua

Asegúrate de que perfeccionas en todo momento tus conocimientos. Apoyamos en todo momento tus inquietudos, bien sea porque quieres comprar un libro o asistir a una conferencia.

Food Fridays

Los viernes organizamos un almuerzo para todo el mundo y a las 16:00 acabamos el día con champán. Si estás interesado en descubrir cómo han ido las ventas en la última semana no dudes en acudir a nuestras reuniones semanales de ventas.

Incentivos de equipo

En Teamleader trabajamos en equipo para alcanzar objetivos trimestrales por el que el equipo podrá obtener un incentivo. En ocasiones, la recompensa ha consistido en un fin de semana en París o en Ámsterdam o en un día libre adicional. De esta forma, todo el mundo mantiene la motivación.